Skip links

Conociendo la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Conociendo la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, a propósito del Día Internacional 19 de mayo

Dra. Francisca Martínez Silva. Médica Gastroenteróloga, especialista en Enfermedad inflamatoria Intestinal adscrita al Hospital de Especialidades La Raza. IMSS. 

Resumen

La enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es un grupo de enfermedades de causa desconocida y curso crónico e intermitente; presenta en su evolución cuadros de remisión y exacerbación. La enfermedad es consecuencia de una respuesta inmune exagerada y en la que interactúan factores ambientales, factores de la barrera de defensas intestinal, en un individuo genéticamente susceptible. 

Las enfermedades que comprende la EII son la Colitis Ulcerosa Crónica Idiopática y la Enfermedad de Crohn. La colitis ulcerosa afecta a la capa superficial del colon y la enfermedad de Crohn lesiona todas las capas a lo largo del tracto digestivo. Realizar un diagnóstico temprano, ayuda no solo al control de la enfermedad; sino también a mejorar y prolongar la eficacia de los tratamientos. 

El tratamiento de la EII está dirigido a disminuir la respuesta inmune por lo que está basado en fármacos antiinflamatorios específicos del intestino y fármacos inmunosupresores, así mismo contamos con terapias innovadoras y actuales denominadas Terapias Biológicas. Una vez controlada la enfermedad la calidad de vida del paciente mejora sustancialmente permitiéndole realizar una vida normal.

INTRODUCCION.

La enfermedad Inflamatoria intestinal (EII) comprende a un grupo de enfermedades de causa desconocida, pero que resultan de la interacción de diversos factores como: los genéticos, ambientales y la respuesta inmune dentro del aparato digestivo conocida como microbioma. (Figura 1)

La EII engloba a dos grandes enfermedades: 

  1. Colitis Ulcerosa crónica idiopática o Colitis Ulcerosa (CUCI)
  2. La enfermedad de Crohn

Tanto la Colitis Ulcerosa como la Enfermedad de Crohn tienen un curso crónico en el tiempo e intermitente en la presentación, con cuadros de actividad de los síntomas denominados “brotes” o “exacerbaciones” y también con momentos de ausencia de síntomas denominados “remisión”.

En México aún no existen datos precisos del número de casos existentes, sin embargo si se sabe que el número de casos a tenido un aumento en los últimos 20 años. 

Los síntomas están directamente relacionados al segmento del tracto gastrointestinal involucrado, así como a la severidad con que esté afectado y la extensión del daño, esto quiere decir que en primera instancia clasificar la enfermedad es primordial. Existe una clasificación específica para estas enfermedades denominada Clasificación de Montreal; esta divide en 3 grupos a la Colitis Ulcerosa (Figura 2) y en 4 localizaciones a la Enfermedad de Crohn. (Figura 4).

La clasificación de Montreal no sólo sirve para delimitar el segmento del colon afectado, además guía al médico para decidir la mejor opción de tratamiento. 

COLITIS ULCEROSA (CUCI)

La Colitis Ulcerosa afecta la capa superficial del colon (intestino grueso) denominada “capa mucosa” iniciando en la parte distal o recto y avanza internamente, pudiendo llegar al extremo derecho; esto cobra especial importancia cuando la afectación es solamente de un segmento los síntomas entonces estarán relacionados al sitio afectado; a diferencia de si lesiona todo el colon los síntomas cambian, teniendo asi que los síntomas más frecuentes son: diarrea con presencia de moco y sangre en cantidades variables, evacuaciones nocturnas y sensación de defecación incompleta; puede haber dolor referido a la parte inferior izquierda y presentarse previo a la evacuación. Conforme la enfermedad se extiende puede existir dolor abdominal generalizado, fiebre y en casos graves anemia y/o pérdida de peso.

 

ENFERMEDAD DE CROHN.

La enfermedad de Crohn representa el tipo de enfermedad más diverso dado que puede afectar cualquier segmento del tracto digestivo (desde la boca hasta el ano). Por lo que sus síntomas son también diversos y pueden fácilmente confundirse con los de otras enfermedades gastrointestinales. El daño condicionado por enfermedad de Crohn puede ir desde un proceso inflamatorio con ulceras superficiales en la mucosa (capa más superficial del aparato digestivo), hasta afectación profunda a las capas internas y llegar a la capa más externa endureciendo la pared intestinal lo que condiciona perforaciones y/o fistulas. (Figura 3) Una característica es que la afectación suele ser en parches (hay zonas sanas alternas con zonas enfermas). 

La enfermedad de Crohn representa un reto diagnóstico y dada su complejidad, el diagnóstico suele ser más tardío.

Los síntomas pueden presentarse con diarrea, dolor abdominal crónico y/o recurrente, suele localizarse a la parte inferior derecha del abdomen (dada que es su presentación más frecuente el íleon); puede asociarse a talla baja, anemia crónica, fiebre de origen desconocido o bien debutar como un cuadro de oclusión intestinal y el diagnóstico sea posible por la pieza quirúrgica. Este tipo de enfermedad puede asociarse a la presencia de fistulas. 

DIAGNOSTICO DE LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL.

El diagnóstico representa un verdadero reto para el médico sobre todo los médicos de primer contacto, por lo que es importante que busques ayuda especializada si tienes los siguientes síntomas: Diarrea de mas de 6 semanas, dolor abdominal constante, presencia de sangre en las evacuaciones o antecedente de anemia crónica, pérdida de peso y/o fiebre.

El médico especialista realizara la serie de estudios complementarios entre los que se incluyen: Exámenes de laboratorio, radiología, endoscopia (ya sea endoscopia superior por la boca y/o colonoscopia por el ano); exámenes de heces que sumados a los síntomas ayudan en conjunto al diagnóstico. 

TRATAMIENTO Y SEGUIMINETO DE LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL. 

Los tratamientos incluyen terapias orales o inyectadas (ya sea directo en la vena o subcutánea), también denominadas sistémicas y terapias locales (supositorios o enemas) de acción local sólo en los sitios de aplicación. 

Existe en la actualidad diversos grupos de fármacos para tratar cada caso, por lo que de acuerdo con tu diagnóstico, clasificación y evolución, será tu medico el que elija el mejor para cada caso. Es necesario llevar un control y vigilancia de la enfermedad por un médico especialista, ya que existen riesgos atribuibles a la evolución de la enfermedad. 

Leave a comment

Name*

Website

Comment